Banco Santander lanzó en Uruguay, en este 2021, una de las bancas privadas más importantes del mundo, Santander Private Banking, brindándoles a los clientes la posibilidad de acceder a todas las ventajas de esta propuesta única, un servicio global pensado para atender todas sus necesidades globales.

Santander Private Banking se mueve sobre tres ejes: su plataforma internacional, que aprovecha la experiencia y ventaja de operar en diez mercados; una amplia gama de productos y servicios, que agilizan las transferencias, transacciones y muchos otros tipo de gestiones; y experiencias y servicios exclusivos, incluyendo acceso a conferencias financieras, programas educativos, eventos deportivos y análisis de mercado.

El carácter global del sistema generado por Santander permite a los usuarios de su banca privada contar con acceso a su red internacional de banqueros cuando viajan a los países donde Santander Private Banking está presente, transformando al cliente local en uno global, con asistencia en el territorio en el que se encuentre y soporte en diferentes gestiones.

Ser usuario del servicio agiliza gestiones como realizar transferencias y transacciones internacionales, así como brinda acceso a las tarjetas premium, eliminará las comisiones de las transferencias internacionales entre las diferentes cuentas de Santander Private Banking del cliente, da acceso a especialistas inmobiliarios para asistir a la hora de realizar inversiones y permite utilizar los más de 30.000 cajeros de Santander en el mundo de manera gratuita con las tarjetas de débito SPB.

Los beneficios van aún más allá, incluyendo diferentes experiencias y oportunidades como recibir invitaciones a conferencias financieras, programas educativos y eventos culturales y deportivos únicos en todo el mundo, así como también acceso a informes y análisis propios de mercado a través de su banquero de banca privada.

«Este servicio nos permite estar a la altura de las mejores bancas privadas del mundo», comenta Ignacio Marán, responsable de Wealth Management en Uruguay.

SPB: entre las mejores del mundo

La más reciente edición de la «Encuesta sobre banca privada y gestión patrimonial», realizada anualmente por la revista especializada Euromoney, ubicó a Banco Santander como la propietaria de la sexta mejor banca privada del mundo.

La encuesta, que sondeó a más de 2.000 banqueros privados internacionales de alto nivel, encontró que, pese a los desafíos de 2020, Santander «ha mejorado considerablemente su posición en todas las áreas» durante el último año.

Con Santander Private Banking, el banco ocupa el primer puesto a nivel local en España, Portugal, México, Polonia y Chile, quedando en el segundo lugar en EEUU y en otros países de América Latina. En su informe, Euromoney destaca la labor realizada por Santander durante los últimos años, un trabajo que le vale los elogios que recibe hoy en día.

Víctor Matarranz, responsable global de Global de Santander Wealth Management and Insurance, recuerda que el gran cambio del enfoque del banco se dio en 2017: «Antes, si un cliente de México llegaba a España, se le trataba como si fuera de otro banco», añade Matarranz, en diálogo con Euromoney. «A partir de 2017, adoptamos un enfoque más integrado».

«Nos conocíamos, por supuesto, tenía contacto con los otros responsables de banca privada, pero no teníamos un vínculo institucional real ni una propuesta global de valor añadido para nuestros clientes, especialmente para los de mayor patrimonio», afirma Adela Martín Ruiz, directora de Banca Privada en España.

«Existían claras sinergias en adoptar un enfoque más global y hacer las cosas una vez, en lugar de diez», afirma Matarranz.

Gracias a haber unificado productos y tecnologías, el cliente puede recibir la misma atención en Europa (España, Portugal, Reino Unido, Suiza y Polonia) que en América Latina (Argentina, Brasil, Chile, México y, ahora, Uruguay).

Según destaca Euromoney, el impacto financiero fue inmediato. La creación de la división Wealth Management & Insurance se tradujo en un beneficio bruto de 858 millones de euros en los primeros nueve meses de 2018 y de 920 millones en el mismo periodo de 2019.

Como analiza Euromoney, Santander se ha transformado en un proveedor de servicios de banca privada «de primer nivel, centrándose en todos los niveles de patrimonio, desde los clientes de ‘masa afluente’ en adelante, con una atención especial en los grandes patrimonios».

El trabajo coordinado a nivel internacional, ese enfoque integral que el banco siempre tuvo en su esencia, hace que cualquier cliente pueda ingresar a una oficina de banca privada en otro territorio y dialogar con ejecutivos que entienden su situación y necesidades.

Esto es de enorme valor en América Latina, donde la presencia local de Santander lo distingue de otras entidades. «Los clientes locales buscan instintivamente invertir fuera del país, en Latinoamérica o en España», comenta Fernando Buendía, el director de Santander Private Wealth en México.

El ejecutivo asegura que el carácter global de Santander le da «una gran ventaja»: «Si aprovechamos esta ventaja, podemos construir una fortaleza para mantener alejados a nuestros competidores».

«Dada nuestra posición en España y Latinoamérica, tenemos una oportunidad extraordinaria», comenta Buendía.