hoy en día, Savia se ha posicionado como  una  márca única en el mercado nacional, pero hace  tan solo cinco años nacía como una propuesta diferente de la mano de las amigas y diseñadoras Helena Betolaza y Paula Vignolo, quienes buscaban establecerse con diseños con una impronta única, priorizando las siluetas ligeras y relajadas, con tendencias que no se veían localmente, y haciendo foco en la calidad.

«Desde el inicio, la calidad fue un objetivo al que le di mucha importancia. Cada prenda es depurada y cuidada con minuciosos detalles de construcción e impecables terminaciones, con el objetivo de brindar un producto de alta calidad», cuenta Betolaza a The Select Experience.

«Descubrí que para muchas de nuestras clientas no solo es importante la calidad, sino que les interesa saber de dónde viene, quién lo hizo y en qué condiciones, priorizando también que las prendas puedan mantenerse en su guarda ropas por generaciones», agrega la diseñadora. «Nuestras clientas nos eligen porque con una prenda de Savia y diferentes looks pueden ir a trabajar, a un evento, a la playa o a un casamiento, y nunca sentirse fuera de lugar».

Celebrando el éxito y apostando por más

En estos cinco años, Savia fue creciendo y mudándose de locales más chicos a locales más grandes que pudieran acomodar a sus clientas con mayor comodidad y accesibilidad. Con dos locales en Montevideo, y planes de abrir un nuevo punto de venta en el Este, el foco del equipo es la consolidación de su e-commerce, con el objetivo de ampliar las fronteras de Savia y vender en el exterior.

«El lanzamiento de la web lo hicimos ese año, en un momento donde la compra online se valorizó. Nos permitió mantenernos cerca de nuestras clientas locales y, para este 2021, la idea es fortalecer su posicionamiento fuera del país», explica Betolaza. También, como parte de sus esfuerzos por acercarse más a sus clientas, la marca destaca su alianza con el Banco Santander, socio estratégico desde principios del 2016.

«Con Santander comenzamos nuestra relación siete meses después de lanzar la marca, y nos ayudó a crecer en todo este tiempo. Para nosotras es un diferencial trabajar en conjunto, ayudándonos a consolidar nuestra presencia en un público que es consciente de la moda, la sigue y la disfruta, y nuestras clientas lo valoran muchísimo», revela Betolaza.