El regreso de la leyenda

El productor franc├ęs retorna a Uruguay tras ocho a├▒os para recibir 2023 con un nuevo show, su cuarto en Punta del Este, el lunes 2 de enero, en la parada 6 de la Playa Brava.

Una leyenda viviente de la música, el DJ y productor francés David Guetta, retorna a Uruguay para realizar un nuevo show, el lunes de 2 de enero, en la parada 6 de Playa Brava, en Punta del Este. El show, que contó con una preventa exclusiva para los clientes Santander, será el cuarto de Guetta en nuestro país, luego de sus visitas en 2012, 2014 y 2015.

«Uruguay… Hace mucho tiempo… Estoy tan emocionado de volver a su hermoso país», publicó el artista en su cuenta de Twitter el 18 de noviembre.

Más tiempo ha pasado, veinte años para ser exactos, desde que Guetta, parisino de 55 años de edad, lanzara Just a Little More Love, su primer album de estudio. La recepción positiva, pero tímida, de su primer disco resulta hoy difícil de creer considerando todo lo que vino después.

En 2006, el single «Love Don’t Let Me Go (Walking Away)» fue uno de sus primeros éxitos. El mash-up de su canción «Love Don’t Let Me Go», una colaboración Chris Willis y parte de ese primer álbum, junto con una versión previamente remixada de «Walking Away», de la banda británica The Egg, alcanzó el puesto número tres de las listas (charts) del Reino Unido, superando al original.

La explosión internacional llegó en 2009 cuando lanzó «When Love Takes Over», junto a la cantante estadounidense Kelly Rowland (ex-Destiny’s Child). El single líder de su cuarto album de estudio, One Love, fue aclamado mundialmente y se trepó a lo más alto de las listas en el Reino Unido, Irlanda, Italia, Bélgica y Suiza, entre otros. Guetta siguió este éxito con otro similar con el lanzamiento de «Sexy Bitch», segundo single del mismo album, lo que hizo de One Love uno de los mejores discos del año.

Guetta cuenta hoy con una carrera que incluye dos Grammys -buscará el tercero, con «I’m Good (Blue)», en febrero de 2023-, siete números uno en los charts del Reino Unido como artista y diez como productor, siete álbumes de estudio, 92 singles y más de 65 millones de álbumes vendidos.

Además, el francés es reconocido por sus colaboraciones con varios de los artistas más importantes de las últimas dos décadas, como Rihanna, John Legend, Lady Gaga, Nicki Minaj, Snoop Dog, Usher, Justin Bieber, Kid Cudi y los Black Eyes Peas.

El sonido de Future rave

El impacto que Guetta ha tenido en la música electrónica -particularmente la bailable o EDM, que engloba múltiples subgéneroses incomensurable, tanto a nivel individual como en trabajos junto a otros DJs y productores, como el danés Morten Breum, uno de sus colaboradores más frecuentes y con quien creó el sonido Future rave, un subgénero que cada vez gana más adeptos entre sus colegas.

Future rave está marcando el presente y futuro de Guetta. Junto a Morten, lanzaron una nueva discográfica con el nombre del nuevo género en octubre de 2022, una tienda online, que incluye NFTs coleccionables, y comenzarán un tour para promocionar su música en 2023.

Mientras algunos críticos consideran a Future rave solo el intento más reciente de inventar un sonido nuevo dentro del EDM, otros, incluidos varias figuras del mundo de la música electrónica, han abrazado la novedad.

Con su sonido más oscuro, descrito como una mezcla de techno y house progresivo, el nuevo género toma mucho del Big Room EDM, pero sus adeptos aseguran que hace suficiente al romper los ritmos, presentando una síncopa de nivel más elevado en sus percusiones, para identificarse como diferente.

«Ver cuánto apoyo está recibiendo Future rave realmente demuestra que hay un deseo de innovación y es increíble poder continuar este extraordinario viaje con mi amigo Morten», dijo Guetta al anunciar el tour 2023. «Hemos estado haciendo esto durante más de un año y estoy muy feliz de ver que el movimiento se está volviendo más y más grande cada día».

Un 2022 tan activo como siempre

Guetta ha cosechado muchos éxitos desde sus comienzos como DJ del club parisino Broad Club hasta llegar a su actualidad, en la que también organiza eventos, incluyendo la famosa fiesta Fuck Me I’m Famous -nombre que comparte con sus conocidos álbumes recopilatorios- y los conciertos de Future Rave, en Ibiza, ciudad en la que no solo ha tomado residencia, sino que, musicalmente hablando, también posesión. «Este es mi lugar favorito en el mundo», declaró durante el stream de uno de sus últimos conciertos en la isla blanca, visto en vivo por millones de personas a través de TikTok.

Los últimos años, marcados por la pandemia, no enlentecieron la veta creativa del productor francés, quien organizó y transmitió múltiples eventos en vivo. La serie de conciertos en streaming United at Home lo llevó a transmitir desde el Burj Khalifa de Dubai, el Museo del Louvre en París y desde lo más alto del Rockefeller Center de Nueva York, entre otras increíbles locaciones. Los shows recaudaron 2 millones de dólares para la Organización Mundial de la Salud y diferentes causas benéficas.

Su estrella brilló tanto durante los años de pandemia que la prestigiosa revista especializada DJMag lo ubicó en lo más alto de su ranking anual de los Top 100 DJs en 2020 y 2021. Desde 2016, Guetta ha ocupado el puesto número uno en tres ocasiones e integrado el podio en otras cuatro oportunidades.

En 2022, el inesperado lanzamiento de «I’m Good (Blue)», su colaboración con Bebe Rexha (ver más abajo), se transformó en una de la historias más importantes de las redes sociales. El artista siguió este éxito con otros singles como «Damn (You’ve Got Me Saying)», junto a Galantis y MNEK, y «Living Without You», junto a Sigala y Sam Ryder.

Como es de esperar, la música de Guetta es de las más reproducidas en internet. En 2022, ocupó el 4to puesto de los artistas más reproducidos de Spotify, con 3.300 millones de reproducciones via stream y 157.700 millones de oyentes, de 183 países diferentes, según cifras de la plataforma, marcando no solo su vigencia, tras 20 años de trabajo, sino su posición como leyenda viva de la industria.

«Como artistas de la música dance, fuimos underdogs durante demasiado tiempo», comentó en Twitter tras conocerse la noticia. «¡Ahora más que nunca, estamos generando un impacto! Estoy viviendo un sueño y este increíble apoyo a mi música, que es toda mi vida, significa el mundo para mí. Gracias a todos».

UN ÉXITO RESCATADO POR TIKTOK

Uno de los más grandes hits de la temporada es «I’m Good (Blue)». Ni Guetta ni la cantante estadounidense Bebe Rexha son ajenos a los grandes éxitos -han colaborado en otros temas como «Hey Mama», «Say My Name» y «Family», entre otros-, pero el camino que recorrió este éxito 2022 es muy particular.

La historia comenzó en 2017, cuando el productor y la cantante estadounidense se reunieron en un estudio londinense. Ninguno recuerda la forma que tomó la primera versión de su sampleo del hit «Blue (Da Ba Dee)», de Eiffel 65, lanzado originalmente en 1968. «Fue hace tanto que no recuerdo», declaró Rexha a la revista Variety. «No hubo nada emocionante acerca de ese día, salvo que escribimos un éxito, pero no lo sabíamos».

Guetta en particular, dado que no quedó muy conforme con el resultado, pero igual lo incluyó en su set y lo estrenó en el Ultra Music Festival 2017. Los artistas continuaron trabajando juntos, sin planes de volver sobre «Blue».

Sin embargo, un fragmento de la canción se tornó viral en TikTok, y, en agosto pasado estaba presente en más de 130.000 videos diferentes y superando, en total, más de 500 millones de views (visionados).

Velozmente se esparció a las otras redes. Rexha se cruzó con el remix de «Blue» y le gustó, aún antes de darse cuenta que era el suyo: «Fui a YouTube y tenía 30 millones de views», comenta. Inmediatamente llamó a Guetta.

Al DJ lo tomó aún más de sorpresa, pero no tardó en encontrar el sampleo de aquel día en Londres y terminarlo. Para esto, se usó a si mismo de inspiración: «Indagué en mi propio pasado y lo produje un poco más como lo hacía en los tiempos de Sexy Bitch y esos discos», comentó a Variety. «Llevo tanto tiempo en esto que dentro de poco me voy a samplear a mi mismo».

Rexha también volvió al estudio para sumar armonías a la versión final y, en menos de un mes, el hit estaba al tope de los rankings alrededor del mundo. «Es refrescante que estamos viviendo en un momento en el que lagente realmente puede elegir lo que quiere escuchar», señaló Guetta.

LO QUE DEBE VS LO QUE TIENE QUE HACER EL DJ

En una entrevista exclusiva con la revista especializada We Rave You (edición de mayo/junio 2022), Guetta ofreció su visión sobre los shows en vivo: «Para mí existen dos tipos de DJing, uno que amo y otro que odio», señaló. «El que amo es cuando llevo a la gente en un viaje y creo que esto es lo que debería ser ser DJ. El otro es cuando sigo a la gente y esto es, a veces, lo que tiene que hacer el DJ, porque soy un profesional y siempre quiero que la gente se divierta, pero eso no necesariamente significa que yo me divierto, porque siento que solo complazco a la multitud y no abro sus mentes».

Hablando de su toque de mayo en Nueva York, pero refiriéndose en general a la profesión y su carrera, Guetta aseguró que aprender a navegar ambos tipos de shows toma su tiempo: «Hay algo de aprendizaje, porque cuando comienzas algo desde cero, vas a cometer errores», explica. «Pero hay un momento en el que sientes que puedes tocar lo que quieras y la gente está lista para ello porque encaja en el vibe [del show]. Ese es un momento mágico».