Un deleite para el paladar

Familia Deicas

La Bodega Familia Deicas de Establecimiento Juanicó es una visita ineludible para los amantes del enoturismo. La presencia de algunos de los vinos más importantes de nuestro país se complementa con una oferta gastronómica de primer nivel, pensada en generar una experiencia de aromas y sabores inolvidables para los comensales.

08/10/2020

Un deleite para el paladar

La Bodega Familia Deicas de Establecimiento Juanicó es una visita ineludible para los amantes del enoturismo. La presencia de algunos de los vinos más importantes de nuestro país se complementa con una oferta gastronómica de primer nivel, pensada en generar una experiencia de aromas y sabores inolvidables para los comensales.

El camino lo inició Juan Carlos Deicas, quien en 1979 adquirió la bodega Establecimiento Juanicó para transformarla en una productora de vinos finos, con especial énfasis en el cultivo de las variedades nobles francesas.

El vino de guarda Preludio fue el primero de sus grandes éxitos y un paso fundamental hacia el nacimiento de la Bodega Familia Deicas, en el año 2000, la que ha diversificado el trabajo de la familia y, a la vez, el alcance e impacto de su oferta.

Siguiendo ese crecimiento es que nació el restaurante de la bodega, cuyo objetivo, explican sus dueños, fue «ofrecer una experiencia de aromas y sabores» que armonice lo mejor de sus vinos con una propuesta gastronómica acorde.

Un menú que se adapta a la estación del año, buscando aprovechar los mejores productos de cada temporada, se presenta en perfecta maridaje con la premiada oferta de vinos de la marca, que incluye, además de la línea Preludio, los vinos de Atlántico Sur, Single Vineyard y Extreme Vineyard.

«Apostamos por brindar una cadena de valor donde conozcamos los ingredientes que utilizamos, por eso nos lo suministran nuestros vecinos o los cosechamos en nuestra huerta orgánica», explican. «Creemos firmemente en la cooperación entre los diferentes productores de la zona para lograr resultados de alta calidad de forma responsable y sustentable».

«Nuestra intención es sorprender con maridajes que inviten a volver a vivir la experiencia tanto en la bodega como en el hogar», afirman.

Los almuerzos y las degustaciones (ver recuadros) son una de las opciones más atractivas para adentrarse en la experiencia sensorial a la que invita la bodega, pero esto no deja atrás el menú a la carta, una opción muy elegida por los uruguayos.

Cualquiera sea la opción, la experiencia invita a ser disfrutada plenamente, aprovechando la posibilidad de retomar las actividades al aire libre con el arribo de un mejor clima y en este año tan difícil.

En este sentido, es importante aclarar que la bodega está trabajando de viernes a domingo, de 09.00 a 17.00, siguiendo de manera estricta el protocolo indicado por el Ministerio de Salud Pública.

La Cava Histórica de Preludio
Ninguna visita a la Bodega Familia Deicas de Establecimiento Juanicó puede ser completa sin un recorrido por su principal obra edilicia: la Cava de Preludio, una estructura subterránea donde las condiciones de humedad y temperatura son ideales para la crianza de sus espectaculares vinos.

La cava tiene una historia que supera los tres siglos: allí los Jesuitas realizaron las primeras fermentaciones de vino de la zona.

Familia Deicas detalla el trabajo en la cava: «Las mejores barricas de vino descansan en la cava por períodos de hasta 30 meses. Cada año se renueva un importante porcentaje de las barricas, que son de roble americano y mayormente francés».

«Como sucede en destilerías y cavas de vinos centenarias, parte de este alcohol condensa en paredes y techos seleccionando a ciertas cepas de hongos, que no sólo son capaces de resistir al etanol, incluso lo metabolizan», señalan. «Testimonio de una larga historia vinícola, estos hongos generan en la cava una atmósfera única que caracteriza a nuestros mejores vinos de guarda».

OPCIONES PARA ALMORZAR

EXPERIENCIA ATLANTIC
Esta opción permite a los comensales disfrutar de una seleccionada propuesta gastronómica en tres pasos que combina a la perfección con la esencia de los vinos de la bodega.

EXPERIENCIA DEICAS
Una opción diseñada para disfrutar de un menú de cocina de autor en seis pasos, siempre junto a los mejores vinos de la marca.

A LA CARTA
Para que los comensales generen su propia experiencia, optando por los platos y las bebidas disponibles en la carta.

OPCIONES PARA DEGUSTAR
DEGUSTACIÓN ATLANTIC
Un recorrido por la línea de vinos Atlántico Sur y Single Vineyard, acompañados con una tabla individual con diferentes quesos, fiambres, pan artesanal y degustación de los aceites de oliva extra-virgen maridados de la bodega.

DEGUSTACIÓN HISTÓRICA
Un pasaje por los vinos de museo de la marca, acompañados con una tabla individual con diferentes bocados, pan artesanal y degustación de los aceites de oliva extra-virgen maridados de la bodega.

DEGUSTACIÓN FAMILIA DEICAS
Degustación de seis de los mejores vinos de Familia Deicas acompañados de una seleccionada tabla individual con bocados maridados, pan artesanal y degustación de los aceites de oliva extra-virgen Familia Deicas.

LOS VINOS ELEGIDOS
PRELUDIO
El vino nacido en 1992 y en 1997 fue el único fuera de Italia y Francia en ser distinguido en Vinitaly con la gran medalla de oro. Refleja el potencial de guarda que tienen los vinos uruguayos. Es un blend de las mejores barricas de la bodega criadas en la cava Preludio por 24 meses, que se embotella y guarda otros tres años antes de salir al mercado.

SINGLE VINEYARD
La Familia Deicas lo define como su «interpretación de cada lugar», nacida de 15 años de investigar el país en búsqueda de los mejores rincones para el cultivo de la vid. Diferentes variedades, provenientes de un único terroir, combinadas usando fermentaciones y elaboraciones con mínima intervención.

EXTREME VINEYARD
Según la bodega, la pasión por desarrollar nuevos microterroirs los condujo a hacer «algunas locuras», llevando la viña a situaciones extremas, al límite de la supervivencia. Hoy esta experimentación ha dado como resultado tres Extreme Vineyards: Suelo Invertido en Progreso, Cerro del Guazuvirá en Lavalleja y Subsuelo en Garzón.

ATLÁNTICO SUR
La influencia del océano sobre el suelo uruguayo es la esencia que define a esta línea de vinos. Cada uno de ellos es la máxima expresión de una única variedad de uva, seleccionada rigurosamente, en los diferentes viñedos costeros de Familia Deicas.