Junto a las líderes del futuro

BRAVA

Macarena Botta y Magdalena Giuria fundaron Brava con el objetivo de trabajar en pos de un mundo más equitativo. Como agencia de talento, sus principales objetivos son impulsar el desarrollo de las mujeres en el ámbito laboral y personal, y brindarles visibilidad a las líderes en sus campos.

Cecilia Camors Montes

Junto a las líderes del futuro

Macarena Botta y Magdalena Giuria fundaron Brava con el objetivo de trabajar en pos de un mundo más equitativo. Como agencia de talento, sus principales objetivos son impulsar el desarrollo de las mujeres en el ámbito laboral y personal, y brindarles visibilidad a las líderes en sus campos.

Macarena Botta y Magdalena Giuria fundaron Brava con el objetivo de trabajar en pos de un mundo más equitativo. Como agencia de talento, sus principales objetivos son impulsar el desarrollo de las mujeres en el ámbito laboral y personal, y brindarles visibilidad a las líderes en sus campos.

ONU Mujeres viene trabajando desde hace una década años en adherir empresas a la iniciativa WEP (Principios para el Empoderamiento de las Mujeres), que busca que, tanto privados como públicos, se comprometan a alinear sus políticas para avanzar hacia el objetivo final: la igualdad de género.

Esa meta llama a un cambio revulsivo de nuestras sociedades, que va más allá de los espacios laborales y le propone a muchas mujeres nuevas oportunidades y desafíos, los cuales no hay necesidad de enfrentar en solitario.

Es con esa idea de acompañar a las protagonistas del mañana en su camino que nace Brava, la agencia de talento cofundada por Macarena Botta y Magdalena Giuria, cuyo compromiso es «impulsar a mujeres líderes de opinión en todas las áreas».

Para conocer más de su trabajo, The Select Experiencie dialogó con Botta y Giuria sobre los proyectos de Brava, su evaluación sobre los desafíos que enfrenta Uruguay en materias de igualdad de género y los que ha impuesto la realidad que estamos atravesando desde el desembarco de la pandemia.

¿Cómo evalúan a Uruguay en temas de equidad de género en el trabajo hoy?
Si bien se han registrado algunos progresos en los últimos años en materia de marco legal, educación, salud y participación laboral, existen aún grandes desigualdades en varios aspectos. Las mujeres estamos subrepresentadas en los espacios de decisión: solamente el 20% del gabinete son mujeres y, en el sector privado, solamente en 37% de las firmas hay mujeres que participan como propietarias. Por otra parte, existe una alta incidencia de la violencia en todo el país: siete de diez mujeres sufrieron alguna forma de violencia de género en su vida.

Existen brechas en el ámbito laboral que se traducen en altos costos para la economía, La tasa de desempleo, según cifras de 2018, registra un 9,7% para las mujeres, mientras que para los hombres la tasa desciende a 6,5%. Según el Banco Mundial, cerrar las brechas podría llevar a un aumento de 14% de producto per cápita. En la región la brecha salarial se encuentra alrededor del 22%.

Uno de los mayores desequilibrios existentes tiene que ver con el trabajo no remunerado y el cuidado. Las mujeres dedican el 20% de su día a labores de cuidado, trabajo doméstico no remunerado, comparado con un 8% de los hombres. El trabajo no remunerado equivale al 16% del PIB.

¿Cuál fue el impacto de la pandemia y de la llamada «nueva normalidad» en este contexto?
La «nueva normalidad» tiene grandes consecuencias en la inequidad de género. En primer lugar, las mujeres y niñas víctimas de violencia quedan presas de su agresor debido a la realidad actual. En lo que respecta al trabajo no remunerado, el desbalance se acentúa.

Por otra parte, los efectos de la pandemia en la economía afectan inmediatamente a aquellas jefas de hogar que trabajan desde la informalidad. También pueden verse perjudicadas las migrantes irregulares y víctimas de trata. No hay que perder de vista el gran porcentaje de mujeres que trabajan en el sector salud, que están dando pelea al Covid-19 desde la primera línea.

¿Hay algún país que está liderando en materia de equidad de género al que podamos mirar como inspiración y referencia?
Islandia es un país de referencia en materia de género, pero con respecto al manejo de la pandemia hay varias líderes mujeres que se destacan.

Destacamos la labor de Jacinda Ardern, Primer Ministra de Nueva Zelanda, por su capacidad de empatía, de liderazgo y de aceptación de sus medidas.

¿Cómo y por qué surge Brava?
Porque desde lo personal y lo colectivo sentíamos la falta de visibilidad de muchas mujeres líderes, así como la necesidad de desarrollar capacidades y metodologías que nos permitan ayudar a que las mujeres puedan ser protagonistas de su desarrollo personal y profesional. Nos cansamos de escuchar “no hay speakers mujeres” en varios eventos relevantes en nuestro país y la región. No sólo conocemos a muchas mujeres oradores y líderes de opinión en sus áreas, sino que también sabemos dónde encontrarlas y cómo ayudaras a llegar mejor a ese tipo de desafío.

¿Qué servicios ofrece Brava?
Brava, al igual que todas las propuestas, se está reformulando para acompañar mejor a las mujeres en esta nueva realidad. Actualmente estamos ofreciendo instancias de capacitación virtual, coaching personalizado y consultoría in
company; todo en el marco de una comunidad de mujeres que colaboran, se sostienen entre sí y en entre las que se generan conversaciones claves para el desarrollo de cada una.

¿Qué habilidades sienten que las mujeres uruguayas deben desarrollar para tener más éxito, empoderarse, ocupar puestos dedecisión?
Confianza en sí mismas, habilidades de comunicación y negociación, tejer redes de contacto, aprender a poner límites y a decir que no.

A nivel país necesitamos más modelos de rol para que las niñas puedan soñar y diseñar la vida que quieran tener.

¿Cuáles son los próximos proyectos de Brava?
Estamos lanzando tres líneas de acción: «Brava Emprendedoras», para la que actualmente estamos produciendo un podcast con herramientas y entrevistas a mujeres referentes con foco en ayudar a salir de esta crisis producida por la pandemia; «Brava Ejecutivas», desde la cual vamos a acompañar a ejecutivas uno a uno para que puedan cumplir sus objetivos y sortear desafíos en su vida profesional; y «Brava Empresas», una propuesta para crear alianzas con las empresas y ayudarles a diseñar estrategias, indicadores y acciones que favorezcan el desarrollo de líderes femeninas y a crear una cultura de trabajo amigable con las mujeres con un foco en impacto social y derrame a la sociedad toda.

Tal como lo dice el nombre del programa de la Unión Europea y ONU Mujeres, la equidad de género es un buen negocio, pero, sobre todo, es un derecho humano.

MAGDALENA GIURIA

Magdalena es Directora del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Católica de Uruguay. En ese rol tiene a su cargo la definición de programas del centro, así como los contenidos de los programas de emprendimiento e innovación dictados en toda la universidad. Es docente adjunto de alta dedicación, especializada en emprendimientos e innovación.

Es contadora pública y tiene un Máster en Administración de Empresas (MBA). Anteriormente, fue Ejecutiva de Proyectos de Innovación y de Emprendimientos de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación de Uruguay (ANII).

También es alumni del programa ACE (Americas Competitiveness Exchange) organizado por la Organización de Estados Americanos, el Departamento de Estado y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos.

Es fellow del Programa U30 del Banco Santander y UCLA, para promover a la mujer en ámbitos empresariales. Ha trabajado para ONU Mujeres Uruguay en el desarrollo de un mapeo de herramientas para promover el comercio entre emprendedoras y empresarias y un diagnóstico de factores que afectan el desarrollo empresarial de la mujer en conjunto con OIT y la cámara de comercio y servicios.

MACARENA BOTTA

Macarena es Licenciada en Economía. Cofundó Sinergia CoWork en 2014 y en 2016 se embarcó en nuevas aventuras y junto a un gran equipo desarrolló Doctari, la primera aplicación de telemedicina uruguaya.

Es docente y tutora en el Centro Ithaka de la Universidad Católica del Uruguay, y actualmente está participando como invitada del ECLA Program en Columbia Business School, un programa diseñado para la aceleración e internacionalización de empresas latinoamericanas.

En conjunto con un equipo multidisciplinario, y de la mano de ONU Mujeres Uruguay, ha diseñado algunas herramientas para trabajar en la sensibilización e importancia de la equidad de género en el sector privado en el marco del programa “Ganar-ganar: La equidad de género es un buen negocio”.

También es miembro y delegada para Uruguay de la red We Americas. Ha sido expositora en diversas conferencias como TedX Durazno Women, Creative Mornings Mvd, Cumbre Latinoamericana We Américas, AFA Serbian Innovation Week, Despertar Emprendedor, Fuck Up Nights, entre otras.