El bienestar es el nuevo lujo

STORIES

Así como en el 2003, saliendo de una crisis, se abrieron las puertas de esta empresa, en medio de este complejo 2020 nos convertimos en lo que queríamos convertirnos: una herramienta para potenciar el disfrute y la conexión, para mejorar el vínculo con nuestro espacio, con nosotros mismos y con quienes nos acompañan. Una concepción del hogar distinta, a partir de una nueva forma de vivir, con una más rica y profunda forma de ser.

Dra. Noelia Copiz, MBA, Directora

El bienestar es el nuevo lujo

Así como en el 2003, saliendo de una crisis, se abrieron las puertas de esta empresa, en medio de este complejo 2020 nos convertimos en lo que queríamos convertirnos: una herramienta para potenciar el disfrute y la conexión, para mejorar el vínculo con nuestro espacio, con nosotros mismos y con quienes nos acompañan. Una concepción del hogar distinta, a partir de una nueva forma de vivir, con una más rica y profunda forma de ser.

Así como en el 2003, saliendo de una crisis, se abrieron las puertas de esta empresa, en medio de este complejo 2020 nos convertimos en lo que queríamos convertirnos: una herramienta para potenciar el disfrute y la conexión, para mejorar el vínculo con nuestro espacio, con nosotros mismos y con quienes nos acompañan. Una concepción del hogar distinta, a partir de una nueva forma de vivir, con una más rica y profunda forma de ser.

Fue hacia finales del año pasado que comenzamos a pensar con profundidad en los procesos que necesitábamos desarrollar en esta búsqueda de la mejora constante. Y ordenado la casa, ordenamos nuestras prioridades. Porque madurar agudiza los gustos, el análisis y sobre todo la humildad para poner en duda las ideas preconcebidas y atrevernos a buscar formas distintas de sacar lo mejor de cada uno. Y en esa búsqueda de vivir una vida de la que nos sintamos orgullosos, de ser quienes somos, entendimos que el eje estructural de VIASONO es el HOME WELLNESS, concepto que surge como la evolución natural del foco en el descanso y el bienestar con el que nos comprometimos desde el origen.

Y esta vida llena de paradojas y trampas, en pleno desarrollo del concepto nos enfrenta a esta pandemia. Este giro transforma en imperativo el foco en el bienestar. La experiencia vino a confirmar lo que nuestros nuevos manuales de marca establecían como mensaje clave: el descanso no es un lujo sino una necesidad y el único diseño que importa es el de una vida más autentica y humana que persiga el disfrute de compartir el tiempo con nuestro espacio, con los nuestros y con nosotros mismos. Sacar lo superfluo y encontrar una dimensión más humana. Dejar de abrazar el estilo nórdico, el minimalista, el industrial, el ecléctico y todos aquellos que marquen tendencia. El único estilo que nos importa es aquel que genere conexión. Porque la conexión genera bienestar. Cultivar la intimidad. Elegir SER por encima de estar de moda. Inspirarnos en nuestros hogares.

Y esto hoy importa más que nunca. Hacer que nuestro hogar nos invite a recargar los sentidos, trabajando, compartiendo, o creando una rutina de relax. Redescubrir nuestro espacio propio.

Esta “nueva normalidad” nos impone la necesidad de crear nuestra propia atmósfera de confort, apropiarnos del tiempo y de nuestro espacio para estar, para respirarlo… sin más. Hoy mi casa soy yo. Yo soy el lugar donde quiero estar y el que más quiero conocer. En el que más feliz quiero ser.

Como empresa que surge en familia, y crece, y forma equipo que hoy también es familia, la gratitud por el camino recorrido nos obliga a poner atención en lo importante.

Estamos tomando este tiempo para reflexionar en cómo podemos impactar en el futuro de manera positiva. Tenemos que ser mejores de lo que éramos antes.
La lección más importante de esta pandemia: es necesario cambiar. Esta crisis es una oportunidad para devolver valor y autenticidad. Cuando pensamos en ser felices en lugar de adelantados, vanguardistas o adictos al diseño sin conexión, las cosas en lugar de precio tienen valor. El valor de descansar bien por nuestra salud física y síquica y desde allí dar lo mejor de nosotros. Sabiendo que no hay almohada más cómoda que una consciencia tranquila. Que la mesa en torno a la que nos sentamos nos lleve a agradecer por ese plato de comida, aun cuando ese plato no sea lo que esperábamos. Que el sofá nos una en familia con nuevos hobbies compartidos, en las ganas de aprender algo juntos, en actividades que nos conecten e inspiren para seguir soñando y creciendo. Que esa butaca que disfrutamos en soledad también nos conecte, pero con nosotros mismos, con nuestros proyectos y deseos más profundos. Que esa lámpara nos ilumine a nuevas ideas y la alfombra nos permita caminar descalzos para absorber la energía de la tierra, descargando la energía electrostática acumulada por tantos aparatos electrónicos.

Y que nunca demos por sentado esos preciosos momentos, para vivirlos con gratitud.

Desde nuestro lugar queremos ayudar a generar ese nuevo lujo que es el bienestar, conectando con uno mismo, con el espacio que nos rodea y con los demás.

Para generar esa experiencia, primero buscamos conectar y comprenderte para asistirte con cercanía, con disposición a escuchar, a conocerte, para construir una experiencia a medida.

A través del “Home designers” creamos un espacio virtualmente humano, un lugar de encuentro seguro en el que mediante WhatsApp, Zoom, Meet, o el medio que prefieras haremos que cada contacto sea único. 

Y además, esos 1500 metros cuadrados de nuestra sede de rambla que parecen premonitorios, nos permiten ese distanciamiento físico adecuado y hoy necesario. Con estrictas medidas para protegernos y protegerte. Con barbijos de por medio que nos van a recordar el poder de una mirada limpia y honesta, que nada tiene que ocultar. Ese truco de magia que es mirarnos y confiar. Y que cuando los ojos sonríen ya no importan las palabras.

Ya sea desde lo virtual o lo físico mantendremos una distancia segura pero cercana, un lugar de encuentro único como cada vinculo. 

Hubiéramos preferido que este momento no exista, pero cuanto hemos aprendido a valorar lo que verdaderamente importa.

Hoy nos toca transitar la incertidumbre para volver a latir con fuerza. Necesitamos hacerlo con generosidad. Abiertos y expectantes pero dispuestos a desprendernos también de aquello que se nos revela superfluo. Prescindible. 
Y en esta vida llena de contrastes y falsas verdades absolutas, seguir liberados. Y libres, volver a empezar de nuevo.