El orden llegó para quedarse

BRENDA HAINES

Más que una moda pasajera, la organización es un estilo de vida que nos permite disfrutar más de nuestro espacio y cambiar de forma positiva nuestra actitud. Esto es lo que busca compartir la autora argentina Brenda Haines, que llega a Montevideo con un nuevo workshop en el mes de mayo.

Sofía Vanoli

El orden llegó para quedarse

Más que una moda pasajera, la organización es un estilo de vida que nos permite disfrutar más de nuestro espacio y cambiar de forma positiva nuestra actitud. Esto es lo que busca compartir la autora argentina Brenda Haines, que llega a Montevideo con un nuevo workshop en el mes de mayo.

El orden te cambia la vida. Esta es la filosofía de la especialista en «orden y organización» Brenda Haines, la emprendedora argentina detrás de «Tu espacio organizado»
y autora del exitoso libro homónimo que presenta las principales claves para organizar y optimizar los espacios que nos rodean con el objetivo de tener una vida más feliz. 

De cara a su próximo workshop, el 6 de mayo en Montevideo, donde enseñará técnicas
de organización, doblado y algunos de los principales
pasos para atacar las áreas más problemáticas del hogar, Haines nos cuenta cómo podemos hacer para vivir más organizados. 

El orden se ha convertido
en el tema del momento,
¿en qué manera impacta y mejora nuestras vidas? La organización está lejos de ser una moda pasajera. Es un estilo de vida que puede aplicar cualquier persona. Yo creo que a todos nos gusta vivir en una casa ordenada y organizada, donde nos de placer levantarnos cada mañana, donde encontramos todo fácilmente, donde no perdemos tiempo buscando cosas. Vivir en una casa ordenada
es más fácil. El orden exterior genera más tranquilidad, menos ansiedad y menor tendencia
a comprar compulsivamente. Realmente ordenar nuestra casa nos ayuda a ordenar nuestras ideas y por ende
a nosotros mismos. No hay duda de que el orden llegó para quedarse. 

Plantearse como meta el orden puede ser un poco intimidante, ¿por dónde empezar? ¿Cuál es la mejor manera? Yo sugiero empezar por el placard, ya que todos los días tenemos que vestirnos. Y qué mejor que vestirnos como queremos y no como podemos. Un placar ordenado nos predispone a comenzar el día de otra forma. De esta manera nos arreglamos más, nos vestimos mejor y salimos de buen humor. 

¿Cuáles diría son las zonas más caóticas del hogar? Las zonas más caóticas, por lo general, suelen ser: el lavadero, las superficies de apoyo como mesas y mesadas, y los placares, especialmente las partes altas, ya que es allí donde guardamos o escondemos las cosas que no queremos ver o no nos animamos a descartar. 


¿Qué técnicas son las más importantes para lidiar con el caos en estas áreas? Lo mejor es atacarlas de fondo, vaciarlas y hacer descarte durante todo el proceso. También es importante categorizar y agrupar para evitar que el mismo artículo esté en tres lugares distintos de la casa. Evitemos la bolsita, no hay nada que nos moleste más que los objetos en tránsito. 

¿Cuál es el mayor error que comete la gente cuando se trata de ordenar un espacio? 
Lo que suele suceder en la mayoría de los casos es que
no se hace un orden de fondo, sino que se ordena a medias. En general, cuando organizamos un espacio, la reubicación de algunas cosas nos llevan a otro espacio y así terminamos dando la vuelta completa por toda la casa. Ordenar un poquito en cada ambiente no soluciona el verdadero desorden, que es el desorden que radica en lo que no se ve. Por otro lado, muchas veces cuando se ordena, no se piensa si realmente estamos guardando las cosas en el lugar que las usamos o necesitamos, lo cual es fundamental. Darle un lugar a cada cosa y sostenerlo en el tiempo es la clave, ya que cuando las cosas no tienen un lugar asignado, es cuando se genera el desorden. 

¿Cuál fue su objetivo o deseos para «Tu espacio organizado» cuando se publicó por primera vez? Que sea un libro motivador donde cualquiera pueda ordenar su casa sin ayuda 
de un tercero, donde muchos se sientan identificados y se diviertan leyéndolo. Ordenar está lejos de ser aburrido, una vez que se empieza 
es imposible detenerse, porque vivir en una casa ordenada realmente nos cambia la vida. 

¿Cuál es la lección más importante que los lectores pueden sacar del libro? Que cualquiera puede ordenar, es solo cuestión de proponérselo y modificar algunos hábitos. ¡Vivir organizado es posible!