Byron Bay, destino chic de Australia

TRAVEL

Un paraíso surfista de la costa oriental se ha transformado en el destino de moda en Australia. En Byron Bay la juventud reina sobre la belleza natural de la bahía y su espíritu hippie, que invita a desacelerar y relajarse.

Cecilia Camors

Byron Bay, destino chic de Australia

Un paraíso surfista de la costa oriental se ha transformado en el destino de moda en Australia. En Byron Bay la juventud reina sobre la belleza natural de la bahía y su espíritu hippie, que invita a desacelerar y relajarse.

Un paraíso surfista de la costa oriental se ha transformado en el destino de moda en Australia. En Byron Bay la juventud reina sobre la belleza natural de la bahía y su espíritu hippie, que invita a desacelarar y relajarse.
Un pueblo con reminiscencias hippies, de hermosas playas y un océano turquesa, es punto de encuentro de surfistas, para los cuales Byron Bay es definitivamente el paraíso. Se ubica en el punto más oriental de la costa australiana y hoy es el destino de moda del país oceánico, elegido por muchos como lugar de residencia.
Gente joven, familias con niños pequeños, cuerpos esculturales y bronceados, comida saludable, cultura “verde”, centros de yoga, boutiques de diseño sobrio y minimalista rescatando el confort del lino y buena energía en general, hacen de este un lugar para relajarse y entrar en la misma sintonía que propone el cartel que da la bienvenida: “Cheer Up, Slow Down, Chill Out”. Te invitamos a recorrer los mejores lugares.

¿Dónde dormir?

The Atlantic. Un oasis en el centro del pueblo, de estilo relajado, donde los huéspedes pueden utilizar y compartir la cocina y sentirse como en casa. Cuenta con un estilo de decoración playero que invita a quedarse.
Rae’s. Hotel cinco estrellas de gran nivel, en primera línea, frente a la playa Wategos.

¿Dónde comer?

St Elmo. Tapas españolas y unos Gin tonics suena como un buen plan. 
Harvest. Para visitar un sábado o domingo, ya sea al desayuno, almuerzo o cena. 
The Mez Club. Una cena griega con buenos drinks. Hay fotos.
Balcony Bar & Oyster Co. En pleno centro, parada obligada en cualquier momento del día.
The Farm. Varios lugares en uno: panadería, vivero-florería, granja, bar y el reconocido restaurant Three Blue Ducks, que utiliza productos locales que cultivan en su propia granja.
Bayleaf. Para el mejor desayuno.
Rae’s.


¿Qué conocer? 

The Pass. La playa elegida por los surfistas, quienes muchas veces tienen a los delfines de compañeros. 
Wategos. También es para surfistas, una playa estrecha y con alma propia. 
Tallow. Playa ancha y larga, más parecidas a las que los uruguayos estamos habituados. 
Cape Byron Lighthouse. Hacer una caminata bordeando las playas por el sendero especialmente diseñado para esta actividad y llegar arriba al faro al atardecer para sorprenderse con las vistas mágicas donde uno, sin dudas, agradece estar vivo. Vale la pena el esfuerzo.

Boutiques 

Pampa. Alfombras artesanales, cuadros de fotografías de caballos y diseño argentino que dice presente. 
Yoli & Otis y Rowie. Dos boutiques donde se encuentran los vestidos de lino más lindos y dan ganas de vivir en eternas vacaciones.

¿Cómo llegar?

A 772 kilómetros al norte de Sydney, aterrizar en el aeropuerto de Ballina y luego recorrer en auto una hora hasta el pueblo.