Circuito gastronómico: Andrés

PARTE III

Llegó diciembre y con él, los planes para el verano. Tiempo de encuentro con la familia, amigos y todo aquello que nos emocione y nos dé placer. Tiempo de salir a comer a fuera, volver a los clásicos de siempre o dejarse sorprender por lo nuevo. En el este las propuestas son múltiples: las hay frente al puerto, de mantel blanco, cocineros mediáticos, platos internacionales, cantinas o la típica parrilla uruguaya. A continuación, uno de los recomendados del circuito gastronómico de Punta del Este: Andrés.

Omar Ichuste

Circuito gastronómico: Andrés

Llegó diciembre y con él, los planes para el verano. Tiempo de encuentro con la familia, amigos y todo aquello que nos emocione y nos dé placer. Tiempo de salir a comer a fuera, volver a los clásicos de siempre o dejarse sorprender por lo nuevo. En el este las propuestas son múltiples: las hay frente al puerto, de mantel blanco, cocineros mediáticos, platos internacionales, cantinas o la típica parrilla uruguaya. A continuación, uno de los recomendados del circuito gastronómico de Punta del Este: Andrés.

ndrés es símbolo de un Punta del Este que ya no existe. Más de 44 años en el mercado lo convierten en un clásico. También sus platos, sencillos e inspirados en la cocina francesa de otra época. También el servicio, que es cuidado, atento y amable. Es un lugar pequeño, frente al mar de la Mansa, que recibe desde hace décadas a clientes y amigos con sus más tradicionales platos.

Sigue ahí, en el edificio Vanguardia, estoico como en su primer día, en aquel lejano febrero de 1972. Su nombre remite a Andrés Moreda, un rosarino del departamento de Colonia, que emigró al este en busca de oportunidades. Buscó y las encontró. Primero tuvo a su cargo la cantina del Club de Golf y del Cantegril Country Club. Se independizó y probó suerte con un emprendimiento propio. El éxito fue inmediato y dura hasta hoy.

Andrés rinde culto a la gastronomía en un amplio espectro. Ha podido conjugar platos sencillos con otros de corte internacional, recetas caseras y preparaciones tradicionales, hoy difíciles de pedir en un restaurante. El mayor ejemplo de eso es el soufflé, invención francesa por excelencia, en la que la fusión de la bechamel, las claras de huevo batidas a nieve y el calor del horno logran un resultado exquisito y sugestivo; diría que hasta exótico. Los hay de queso, espinacas o salmón; y también dulces, como el de frutillas, dulce de leche, chocolate y limón, que servido por Andrés es una verdadera delicia.


También las carnes grilladas y las pastas caseras son platos típicos de este reducto de la península que desde 2009 está a cargo de Andrés hijo, quien continúa con orgullo esta empresa familiar, con pilares como el buen servicio, la honestidad de su cocina y su atmósfera cálida y amistosa.

Andrés tiene servicio de desayuno en la terraza frente a la Mansa, así como almuerzo y cena. En todos estos años ha sido frecuentado por famosos de todas las disciplinas y de ambas orillas del Plata, como el escritor argentino Adolfo Bioy Casares, quien en sus largas temporadas en el este almorzaba y cenaba en Andrés. Un clásico muy recomendable a visitar este verano 2017.

Andrés 
Edificio Vanguardia - Parada 1 ½ 
Te.: 424 818 04
www.restaurantandres.com.uy 


VERANO GOURMET

ESTE VERANO DISFRUTE DE SUS RESTAURANTES PREFERIDOS.

MÁS INFORMACIÓN